La educación virtual de colegios públicos colombianos

La educación virtual de colegios públicos colombianos es un articulo que muestra un punto de vista histórico vivido desde la experiencia y con objetivo de crear un punto de reflexión desde las políticas locales y nacionales, pero su objetivo principal está en concientizar a los diferentes actores del proceso educativo, en que, el cambio de sistema educativo está en sus acciones diarias.

La educación virtual en colegios públicos es un tema que se viene analizando desde hace mucho tiempo, pero hoy, en días donde el COVID-19 ha resaltado las falencias de muchos sectores de nuestra sociedad, ha mostrado una cara poco amable de ese sector tan importante como lo es la educación como ente principal para el progreso de una sociedad en vías de desarrollo.

Un poco de historia

Desde hace mucho tiempo, desde tiempos inmemorables el sector educativo en compañía de los gobiernos de turno, siempre han hablado de mejorar los procesos de enseñanza aprendizaje, aumentar la cobertura de la población infantil y su acceso a la educación formal, todo esto aumentando estadísticas nacionales año tras año, y hasta se podría pensar que esos números son ciertos.

El sector educación tiene muchos problemas, algunos de ellos causados por la mala administración del estado, la corrupción y la negligencia de muchos de los actores del proceso educativo, pero esto no es la peor desgracia de este sector, el mayor problema esta en el desinterés de aquellos miembros que se benefician de manera directa de los servicios educativos, si estoy hablando de familias, estudiantes, maestros y directivos docentes.

Sé que, hasta este momento, hay mas un lector que no está de acuerdo con mi primer análisis, pero como inicié en este aparatado, voy a hablar de antecedentes, y no de la situación actual, que es mucho peor.

Un futuro prometedor de la educación virtual de colegios públicos

Todo aquel que halla sido educador o simplemente estudiante en las épocas de 1978 hasta los finales de los 90, recordará las buenas intensiones de muchos colegios, no solo los públicos, donde la intensión de mejorar los proceso de enseñanza aprendizaje y los niveles de motivación de los educandos incorporaron al aula de clase tecnologías de la época, tales como televisores, grabadoras y hasta maquinaria industrial, esta ultima en algunos colegios especializados, fue en esta época donde muchos aprendimos a cantar en inglés y a tener un gusto de elite por la cultura anglo, además fue aquí donde muchos adquirieron habilidades y competencias laborales, que hoy le dan el sustento a sus familias.

Hasta este punto, toda pinta bien, un país que ha empezado a cultivar la tecnología para recoger frutos en el futuro, pero el futuro no tiene una única línea, y nuestras sociedades tienden a tomar curvas inesperadas, como cualquier cosecha expuesta a la inclemencia de clima, llamemos clima a los factores de riesgos que mencione en párrafos anteriores.

¡La tecnología futurista ha llegado!

Después de este gran aporte de la tecnología del momento al sector educación, la sociedad siguió con su objetivo de optimizar procesos educativos, incorporar nuevas tecnologías al aula de clase para mejorar las condiciones de aprendizaje de sus educandos y así crear un mejor país, es cuando se incorporaron tecnologías de vanguardia como lo eran las computadoras de escritorio, con esas grandes pantallas de colores ámbar y que las más modernas tenían Windows 95, pero que solo eran de uso exclusivo de unas pocas instituciones de gran renombre en el país, o que simplemente estaban de adornos en algunas instituciones, ya que nadie estaba preparado para usarlas o incorporarlas en su proceso de enseñanza. Nuevamente su única intensión era incrementar los números y decir que teníamos un avance en materia educativa.

Intento de solución a la tecnología que no se usaba en los colegios

En este momento ya estamos al final de los 90 e iniciando el año 2000, con la preocupación del Y2K, (no sé por qué, ya que en los colegios eso no importaba), pero era la moda, así que, esas salas de ese entonces, llamadas salas de informática donde su objetivo era sentar a dos o tres estudiantes por computador y era el “boom” de unos pocos colegios en Colombia, empezaron a contratar personal externo a la educación como los ingenieros de sistemas, los cuales llegaron con mucha voluntad a las instituciones, pero sin ninguna formación o Herramientas tecnológicas para docentes para estar en un aula de clases, o para saber que iban a enseñar a un selecto grupo de estudiantes, ya que antes, la informática solo era impartida a los estudiantes mayores, por aquello de que era muy compleja y que había que cuidar  los computadores porque costaban demasiado.

Tomado de la página del MEN

Debido a todas estas circunstancias, los ingenieros ahora docentes en formación práctica enseñaban pequeños tips sobre como manejar el editor de imágenes más elemental que existe (Paint Brush), ya que ellos querían participar de aquellos que los docentes llamaban una clase didáctica, y pintar era didáctico y lúdico. Así que la solución se convirtió en una oportunidad para crear un nuevo perfil docente y crear un nuevo programa en las facultades de educación, y todo lo que habláramos en educación debía ser acompañado de las siglas TIC. Ejemplo: “Formación en valores mediadas por TICs”

Además, por estos hermosos días estaban naciendo una entidad que creíamos que iba a tener un gran aporte a toda esa población vulnerable y que iba aumentar el acceso a la tecnología y que llamaron Computadores para Educar, y que hasta hoy en mitad de la pandemia sigue existiendo, pero sin ningún resultado concreto, en lo relacionado al acceso de la tecnología; debido a que regalar computadores no te enseña a usarlos de manera eficaz y mucho menos incorporarlos al plano educativo.

La tecnología invadió los colegios al igual que La educación virtual.

Ya han pasado muchos años es aproximadamente el año 2010, ya existen computadores en muchos hogares, los teléfonos pasaron de ir miniaturizándose a volver a crecer y las personas por querer un teléfono con pantalla más grande, ya hay muchas salas de informática en los colegios, muchos docentes de informática, de hecho, ya hay muchos docentes graduados con especializaciones en tecnología educativa y demás títulos terminados o rimados con TIC. Pero aún hay muchas falencias en materia de infraestructura y formación docente en lo relacionado con el uso de la tecnología en la educación.

Nuevamente en nuestra realidad de la educación virtual de colegios públicos colombianos y en nuestro tiempo.

Creo que contarles de nuestra realidad actual sería algo redundante, porque todos conocemos como es la educación virtual de los colegios públicos, pero ahí es donde esta el verdadero problema que mencioné antes.

el desinterés de aquellos miembros que se benefician de manera directa de los servicios educativos

El problema real no está del todo en la negligencia del estado, ya que, por estos días, a pesar de los contratistas y politiqueros que se han robado cuantiosas sumas de dinero de contratos de la educación, hay instituciones en condiciones envidiables para muchas instituciones educativas de la Latinoamérica de los diferentes sectores económicos.

Pero ¿qué pasa con la educación virtual de los colegios públicos?

Lamento decirte que después de haber leído todo este artículo, dicha educación no existe.

Creo que te estas preguntando ¿Cómo así que no existe? La respuesta a la pregunta es bien sencilla.

¿Te acuerdas de los desinteresados del sector educación?, bueno ellos, padres, alumnos, maestros y directivos docentes, nunca, en toda esta historia tomaron conciencia de que el futuro de la educación tenia un corte profundo en el ámbito tecnológico, a pesar de que hace mucho tiempo hay una gran cantidad de elementos que apuntan a que todo el proceso educativo futuro será virtual.

Los profesores

Esta gran población de Colombia, factor clave de éxito en todo el proceso educativo, se ha dejado llevar por las condiciones y no ha querido salir de su zona de confort.

Es importante reconocer que los maestros han realizado una gran labor en los diferentes sitios de difícil acceso, debido a las circunstancias de Colombia, pero si pueden hacer cosas donde arriesgan su vida, ¿por qué no ponen ese empeño y tolerancia para formarse en tecnología?

Por otra parte, este desinterés está arraigado por factores conformistas de una gran población docente del sector público, los cuales desde que comenzó todo este proceso, nunca decidieron entrar al mundo de la tecnología y siempre muchos se mantuvieron firmes en sus consignas:

  • Yo ya estoy viejo para aprender a manejar computadoras.
  • Yo no tengo tiempo.
  • Si yo he enseñado todo este tiempo así, ¿por qué debo cambiar ahora?
  • Que el profesor de informática se encargue de ese tema.
  • ¡Yo, ya me voy a pensionar! o ¡ya yo estoy pensionado!
  • ¿Y eso para qué?
  • Es que eso de enseñar en computador, los pelaos no aprenden.
  • Los computadores son una distracción y ahora los celulares son otra distracción.
  • Se prohíbe traer celulares al colegio

Pero te preguntarás y ¿porqué el estado o sus jefes permiten ese tipo de comportamiento? Otra pregunta con respuesta fácil.

  1. El estado no tiene ningún interés por mejorar las condiciones de las instituciones educativas, eso no le produce plata.
  2. Los gobernadores y alcaldes no saben de educación y son un brazo del estado. (transitividad de 1)
  3. Los directivos docentes no tienen ni idea de tecnología. Entonces ¿Cómo puedo pedir algo que yo mismo no sé?
  4. Muchos maestros y directivos docentes están enraizados en los cargos por alguna ley que los protege, aunque cometan crímenes, ya que el famoso debido proceso se lleva de manera extraña, sino consulten ¿cuántos docentes acusados de abusos aún están en sus puestos de trabajo o trasladados?
  5.  Los colegios públicos trabajan en su mayoría con población vulnerable y/o con poco nivel educativo, lo cual permite ser manipulados facilmente.
  6. Las secretarías de educación son entes del estado y manipuladas por los alcaldes y gobernadores de turno, casi nunca tienen un objetivo distinto al administrativo interno, el cual es dar respuesta a los volúmenes de datos estadísticos, pero nunca el educativo real.

Así que mis amigos docentes, se han dormido por muchos años, creo que es hora de un nuevo amanecer.

Las familias – Padres de Familia y/o acudientes

Si los docentes son piezas claves dentro del proceso de formación y entorno educativo, las familias son realmente el centro de todo, la educación tiene su objetivo principal en las familias, con el fin de crear un país con familias y ciudadanos que le aporten a la sociedad.

El problema de este fin de la educación es que estamos en una sociedad donde la cultura del “vivo vive del bobo” está en contradicción a la retórica de los principios de un buen ciudadano. Un ejemplo básico y tradicional de esta situación se vislumbra desde la misma organización del estado, en la cual, nuestras ciudades, municipios o pueblos no hay una dependencia con una política clara de objetos perdidos, en la cual nuestros ciudadanos, hagan buenas prácticas de honestidad, formando así desde pequeños a los futuros ciudadanos, como si existe en otros países.

Por otra parte, nuestros gobernantes son una apología a la deshonestidad, entonces nuestra sociedad esta sometida a una carga permanente de mensajes de corrupción los cuales terminan modificando pensamientos de conformismo y desmotivación, haciendo que los “adultos responsables” simplemente vendan su conciencia por unas pocas monedas, olvidando y haciéndose los de la vista gorda frente al problema futuro de una mala elección.

¿Qué pasa con esa mala elección de las familias y la educación virtual de los colegios públicos?

Como la mayoría de las preguntas de este artículo la respuesta es bastante sencilla, pero vista desde dos aspectos fundamentales.

El primer aspecto, es que, nosotros como sociedad estamos eligiendo representantes con poca o ninguna formación relacionada al cargo que representa, incluso algunas veces hasta con menos formación académica que sus electores.

El segundo aspecto es la poca experiencia de campo de los dirigentes o funcionarios que elegimos, ejemplo, un secretario de educación que nunca ha estudiado en una faculta de educación o ha estado en un salón de clases, estas personas que dirigen el sistema educativo, carecen de sensibilidad frente al sector ya que nunca han vivido el hambre de los niños, la situación económica de las familias, la mala infraestructura de las instituciones educativas, la negligencia de algunos maestros o directivos docentes, en fin no conocen la realidad de lo que ellos aspirar administrar.

Como consecuencia, de esta mala elección y carencia del concepto de sociedad dentro de las familias, muchos individuos de sectores de los estratos 1, 2 ,3 y hasta 4 piensan que el estado debe proveerles todo, pero cuando el estado llega a darles algo en materia educativa, lo desestiman y lo menosprecian, al punto de considerar que ir a la escuela es una pérdida de tiempo, porque el estado les ha enseñado que la inversión en educación “No da plata”

Ahora imaginen si llegáramos a tener un panorama donde la educación virtual de los colegios públicos estuviese desarrollada y los conceptos de plataforma virtual de aprendizaje, tutor virtual, clases por videoconferencia, encuentros sincrónicos y asincrónicos entre otros, fuese el lenguaje cotidiano.

Imaginarlo no es difícil, ya que por estos días este panorama es el presente nunca imaginado, y la poca planificación y formación de todos los actores del servicio educativo concuerdan que no están preparados por circunstancias de nivel país, social, económico y de infraestructura, y es aquí nuevamente donde nos preguntas, ¿Por qué si comenzamos formalmente la preparación del presente futuro desde el año 2000, hoy no estamos preparados?

Hola, ¿En que te puedo ayudar?